Aislantes acústicos


Los aislantes acústicos son materiales y sistemas que permiten la reducción de la contaminación por ruidos, o bien la insonorización total del exterior en determinadas salas. Estos aislantes pueden utilizarse en una doble vía, ya que sirven tanto para evitar que el sonido producido en el interior se escuche fuera, como para impedir que entre el ruido exterior.

Los aislantes empleados en este sector son materiales muy diversos que amortiguan el sonido gracias a sus especiales cualidades acústicas. Se pueden encontrar desde composiciones especiales de vidrio que aíslan del ruido permitiendo ver el exterior, pasando por bloques de hormigón acústico, hasta revestimientos de poliuretano de alta densidad para suelos o paredes.

Aislar acústicamente una sala o recinto es un proceso del que se encargan empresas especializadas, y que es muy habitual en varios sectores.

En muchas fábricas es normal que grandes salas de maquinaria cuenten con cierto aislamiento para reducir los ruidos, así como en salas de ordenadores o naves industriales. Por otro lado, locales públicos como bares y restaurantes también los colocan, sin olvidar los pabellones deportivos, salas de conciertos, o estudios de radio y grabación.

¿Por qué recurrir a aislamientos acústicos?

En la actualidad, el ruido parece querer acaparar cada instante. No extraña, por tanto, que, en orden a escapar de él, se recurra cada vez más a los aislantes acústicos.

Son muchas y muy significativas las ventajas del empleo de estos elementos. Entre estas, destacan especialmente las que siguen:

- Los espacios silenciosos favorecen a la disminución de los niveles de estrés, problema que incide directamente en la probabilidad de padecer patologías de tipo cardiovascular o de corte psicológico y que, al tiempo, se alza como una de las causas más importantes del deterioro del sistema inmunitario.

- En un espacio silencioso es posible potenciar a un mayor nivel la actividad intelectual y gozar de unos más elevados niveles de descanso durante las horas de sueño. Además, durante el día, la ausencia del ruido ayuda a evitar despistes y pérdidas de concentración.

Todo ello redunda en un rendimiento superior y, como consecuencia, en unas jornadas más productivas.

- La evitación del silencio en los espacios de reunión con familiares, amigos o compañeros de trabajo tiende a favorecer climas de más fluida y cercana comunicación, con lo que el flujo de interacciones en el seno de las más cercanas y cotidianas relaciones sociales se podrá ver incrementado.

- Un adecuado aislamiento acústico permite también disfrutar de ratos de ocio en domicilios sin las habituales restricciones de emisión de sonido de la noche o la madrugada. Por otra parte, en lugares de trabajo, hace más fácil la vida de las personas que se hallen cerca y reduce el riesgo de inspecciones y sanciones administrativas.

Cabe destacar que los aislantes acústicos se han convertido en elementos que hay que tener muy en cuenta tanto para alcanzar altos niveles de eficiencia y productividad como para desarrollar una vida plena y protegida frente a riesgos de diverso tipo.

¿Qué aislantes acústicos fabricamos y comercializamos?

.- Paneles acústicos

.- Silenciadores acústicos.

.- Puertas acústicas.

.- Visores acústicos

.- Rejillas acústicas.

.- Tratamientos fonoabsorbente.

En conclusión, los aislantes acústicos y demás estructuras similares necesitan tener características y composiciones muy determinadas. Por eso, es tan importante contar con empresas que conozcan bien el oficio, como por ejemplo Iracustica, dedicada al suministro e instalación de este tipo de elementos.

Solicita presupuesto